Subiendo el listón: El plan griego de aumentar la inversión mínima para el Golden Visa

En una reciente sesión parlamentaria, el Primer Ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, abordó las preocupaciones en torno al programa Golden Visa del país, desvelando planes para ajustar los requisitos mínimos de inversión en respuesta a las crecientes presiones sobre el mercado inmobiliario, especialmente en las zonas con alquileres más elevados. 

Controversia y reforma del Golden Visa 

El programa Golden Visa, que ofrece permisos de residencia a ciudadanos de fuera de la UE a cambio de inversiones en el sector inmobiliario griego, ha sido objeto de polémica. Sus detractores, entre ellos miembros de la oposición socialista, sostienen que agrava los problemas de asequibilidad de la población local al disparar los precios de la vivienda. Sin embargo, el Primer Ministro Mitsotakis rebatió estas afirmaciones, subrayando que el programa sólo representa una pequeña fracción de las transacciones inmobiliarias, en torno al 7% en los dos últimos años. 

Tras reconocer los beneficios económicos aportados por el programa Golden Visa, incluida una importante inversión extranjera directa (IED) que asciende a casi 6 000 millones de euros desde su creación en 2015, Mitsotakis también reconoció la necesidad de reformas para abordar los problemas de asequibilidad localizados. 

Equilibrio entre inversión y asequibilidad 

En respuesta a las crecientes preocupaciones sobre el impacto del programa Golden Visa en los mercados locales de la vivienda, el Primer Ministro Mitsotakis desveló sus planes para ajustar los umbrales mínimos de inversión, especialmente en las zonas que se enfrentan a importantes presiones sobre los alquileres. Al elevar estos umbrales, el Gobierno pretende moderar la presión al alza sobre los precios de la vivienda sin dejar de atraer a los inversores extranjeros. Esta propuesta de reforma refleja un planteamiento estratégico para mantener la asequibilidad de la vivienda para los residentes y, al mismo tiempo, seguir aprovechando la inversión extranjera para estimular el crecimiento económico. 

Los ajustes previstos representan un intento de lograr un delicado equilibrio entre los beneficios económicos del programa Golden Visa y la necesidad de abordar los problemas de asequibilidad localizados. La iniciativa de Mitsotakis subraya el compromiso con una gobernanza proactiva, con el objetivo de garantizar que el mercado inmobiliario griego siga siendo accesible tanto para las partes interesadas nacionales como internacionales. Con estas reformas, el Gobierno pretende fomentar un panorama inmobiliario más sostenible y equitativo, en el que la inversión extranjera complemente la dinámica inmobiliaria local en lugar de distorsionarla. 

Reforma del nivel de inversión en Golden Visa 

El Primer Ministro esbozó un enfoque escalonado, indicando que en las zonas de gran demanda, como los grandes centros urbanos y las islas, el umbral mínimo de inversión podría aumentar sustancialmente, pudiendo alcanzar los 800.000 euros. Este ajuste pretende canalizar las inversiones hacia proyectos de mayor envergadura que no compitan directamente con las necesidades de vivienda de las familias locales. 

Por el contrario, en regiones con una presión inmobiliaria mínima, Mitsotakis sugirió mantener un umbral de inversión más bajo, de 250.000 euros, para fomentar el desarrollo en zonas desatendidas. Esta estrategia pretende distribuir la inversión de forma más uniforme por todo el país, revitalizando al mismo tiempo las regiones desatendidas. 

Consideraciones sobre el alquiler a largo plazo de Golden Visa 

Además, Mitsotakis se mostró abierto a explorar medidas adicionales, incluida la posibilidad de obligar a los inversores de Golden Visa a realizar alquileres a largo plazo, desincentivando así las prácticas de alquiler a corto plazo como Airbnb. Aunque reconoció el impacto limitado debido a los arrendamientos a largo plazo existentes, Mitsotakis acogió con satisfacción el debate sobre los posibles ajustes normativos para alinear aún más el programa con los objetivos más amplios de la política de vivienda. 

Conclusión

En conclusión, el Primer Ministro Mitsotakis aseguró que el Gobierno anunciaría en breve medidas concretas para abordar las preocupaciones planteadas por la oposición, haciendo hincapié en un enfoque matizado que preserve los beneficios económicos del programa Golden Visa al tiempo que mitiga su impacto en los mercados locales de la vivienda. Mediante la aplicación de reformas específicas, Grecia pretende fomentar el desarrollo sostenible y garantizar un crecimiento integrador en sus diversas regiones. 

Scroll al inicio