El camino hacia la nacionalidad española: Guía paso a paso para obtener la nacionalidad española

¿Quiere adquirir la nacionalidad española? Este artículo va directo al grano sobre cómo adquirir la nacionalidad española, desglosando los pasos a seguir, ya sea a través de la residencia o de la inversión. Le ofrecemos una guía directa de cada una de las vías, preparándole para el viaje legal que le espera, sin distracciones ni exageraciones.

Principales conclusiones

  • La ciudadanía española proporciona diversos beneficios, entre ellos la libertad de vivir, trabajar y viajar dentro de la UE, participar en elecciones y acceder a los servicios públicos. Algunas nacionalidades pueden obtener la doble nacionalidad en virtud de acuerdos específicos.
  • Existen varias vías para obtener la nacionalidad española: la nacionalidad por nacimiento, por descendencia, por naturalización, por matrimonio y por inversión, cada una de ellas con distintos criterios de elegibilidad y requisitos que cumplir.
  • El proceso de solicitud de la nacionalidad comprende pasos como la evaluación de la elegibilidad, la recopilación de documentos, las pruebas de competencia lingüística y cultural, las entrevistas, el pago de tasas, la espera de la decisión, el juramento de lealtad y, finalmente, la obtención del pasaporte español.

Comprender la ciudadanía española

La nacionalidad española conlleva multitud de ventajas y oportunidades, lo que la convierte en una opción atractiva para quienes buscan un estatuto jurídico permanente en España y en la Unión Europea (UE). Estas son algunas de las principales ventajas de adquirir la nacionalidad española:

Bandera española ondeando al viento
  • Estatuto jurídico permanente para residir en España indefinidamente: La nacionalidad española otorga a las personas el derecho a residir en España indefinidamente. Esto proporciona estabilidad y seguridad a largo plazo en el país de residencia elegido.
  • Derecho a trabajar y circular libremente por la UE: Como ciudadano español, tiene derecho a trabajar y circular libremente por todos los Estados miembros de la UE. Esta libertad te permite explorar oportunidades profesionales y residir en cualquier país de la UE de tu elección.
  • Capacidad para participar en las elecciones españolas y de la UE: Los ciudadanos españoles pueden participar en las elecciones nacionales españolas y de la UE. Esto significa que puedes participar activamente en el proceso democrático votando a tus candidatos preferidos e influyendo en el panorama político.
  • Acceso a los sistemas públicos de educación y sanidad: Los ciudadanos españoles tienen acceso a los sistemas públicos de educación y sanidad del país. Esto garantiza que tú y tu familia podáis beneficiaros de servicios sanitarios y centros educativos de alta calidad.
  • Conservación de derechos: La nacionalidad española le permite conservar ciertos derechos, como el voto, que puede transmitir a sus descendientes. Esto puede tener un impacto duradero en la futura participación de su familia en la sociedad española.

Convertirse en ciudadano español es algo más que obtener un nuevo pasaporte. Se trata de unirse a una comunidad, abrazar una cultura y disfrutar de los derechos y privilegios que conlleva.

Adquirir la nacionalidad española supone un compromiso considerable, pero conlleva importantes ventajas. Para muchas personas, el encanto del estilo de vida español, su sólida economía y la oportunidad de integrarse en la diversa e integradora sociedad española compensan con creces los esfuerzos realizados para obtener la nacionalidad española.

Ventajas de la nacionalidad española

La nacionalidad española abre el camino a un sinfín de oportunidades. Uno de los beneficios más tangibles es el derecho a viajar libremente por la UE y el espacio Schengen. Esto facilita los viajes hacia y desde España con un documento de identidad español, lo que hace muy fácil explorar los fascinantes paisajes y culturas de Europa.

Las oportunidades económicas que conlleva la ciudadanía española también son significativas. Algunos de los beneficios notables de ser ciudadano español incluyen:

Ventajas de la nacionalidad española
  1. Libertad para viajar por la UE y el espacio Schengen: Una de las ventajas más tangibles es el derecho a viajar libremente por la Unión Europea (UE) y el Espacio Schengen. Con un documento de identidad español, podrá explorar fácilmente los diversos paisajes, culturas y lugares históricos de toda Europa, lo que hará que viajar sea más cómodo y agradable.
  2. Oportunidades económicas: El robusto y creciente mercado español presenta abundantes perspectivas laborales y empresariales. Como ciudadano español, puede aprovechar estas oportunidades sin necesidad de permisos de trabajo independientes. Esto agiliza su acceso al mercado laboral y le abre las puertas a diversos sectores.
  3. Participación política: Los ciudadanos españoles tienen el privilegio de participar en las elecciones europeas y nacionales. Tu voz puede influir en el panorama político y puedes votar a tus candidatos y representantes preferidos tanto en las elecciones locales como en las de la UE.
  4. Libertad de circulación dentro de la UE: La nacionalidad española le proporciona libertad para vivir y trabajar en cualquier país europeo. Puedes elegir residir y buscar oportunidades profesionales en otros Estados miembros de la UE, ampliando aún más tus horizontes.
  5. Residencia permanente en España: La nacionalidad española le concede un estatuto jurídico permanente para residir en España indefinidamente. Esto le ofrece estabilidad y seguridad a largo plazo en el país de residencia elegido, permitiéndole construir una vida en España con confianza.

Doble nacionalidad y España

Aunque España reconoce la doble nacionalidad, no aplica esta política de forma universal a todas las nacionalidades. España tiene acuerdos de doble nacionalidad con: Países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial y Francia (a partir del 1 de abril de 2022). Esto significa que los ciudadanos de estos países iberoamericanos pueden adquirir la nacionalidad española sin tener que renunciar a su nacionalidad de origen.

Para las personas procedentes de países sin tratado, como Estados Unidos y el Reino Unido, la situación es un poco diferente. Se les exige que renuncien a su nacionalidad original al naturalizarse como ciudadanos españoles, a menos que pertenezcan a una nacionalidad que permita la doble nacionalidad. Esto pone de relieve la importancia de comprender las particularidades de la doble nacionalidad en relación con su país de origen antes de emprender el viaje hacia la nacionalidad española.

Vías para adquirir la nacionalidad española

La adquisición de la nacionalidad española no sigue un planteamiento universal. El camino que tome dependerá de sus circunstancias y antecedentes personales. España ofrece varias vías para obtener la nacionalidad, que se adaptan a diversas situaciones, incluida la opción de adquirir la nacionalidad española.

Ciudadanía española

Las principales vías para obtener la nacionalidad española son:

  • Ciudadanía por nacimiento
  • Ciudadanía por descendencia
  • Ciudadanía por naturalización
  • Ciudadanía por matrimonio
  • Ciudadanía por inversión

Además, los adultos que hayan obtenido la residencia en España antes de los 18 años pueden solicitar la nacionalidad por opción entre los 18 y los 20 años.

España ofrece a los refugiados la posibilidad de solicitar la nacionalidad tras cinco años de residencia legal en el país.

Ciudadanía por nacimiento (Jus Soli)

España sigue el principio del ius soli, o “derecho del suelo”. Esto significa que si un niño nace en España de padres extranjeros procedentes de un país que no concede la ciudadanía por el lugar de nacimiento, la ciudadanía española puede adquirirse por presunción.

Los niños nacidos en España de padres apátridas o que carezcan de nacionalidad pueden obtener la nacionalidad española previa solicitud y prueba de que el niño no puede obtener otra nacionalidad. Para los hijos nacidos en España de extranjeros no residentes, la nacionalidad española puede obtenerse tras residir legalmente en España durante un año, siempre que los padres tengan pasaporte de su país de origen y el hijo disponga de un permiso de residencia de un año.

Ciudadanía por ascendencia (Jus Sanguinis)

Tener ascendencia española puede darle derecho a la nacionalidad española por descendencia. Esta vía se basa en el principio del ius sanguinis, o “derecho de sangre”, que garantiza la ciudadanía por linaje.

Los requisitos para obtener la nacionalidad española por descendencia son:

  • Tener un padre o una madre españoles
  • Haber nacido ambos progenitores en España
  • Ser nieto de ciudadano español
  • Ser adoptado por un español antes de los 18 años

Si uno de los progenitores es español y el otro extranjero, su hijo obtiene automáticamente la nacionalidad española por nacimiento, independientemente del país de nacimiento. Los recién nacidos de padres españoles suelen obtener la nacionalidad española por nacimiento.

Ciudadanía por naturalización

La obtención de la nacionalidad española por residencia requiere diez años de vida en España con residencia española, sin viajes prolongados al extranjero. No obstante, existen excepciones a esta regla. Nacionales de: Países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal, Personas de origen judío sefardí. Los ciudadanos de un país iberoamericano pueden solicitar la nacionalidad española tras sólo dos años de residencia.

Para poder optar a la nacionalidad española por naturalización, las personas no deben tener ausencias significativas de España durante su periodo de residencia y deben mantener unos antecedentes penales limpios, ya que incluso los asuntos legales de menor importancia pueden afectar al resultado. Los refugiados pueden solicitar la nacionalidad española tras cinco años de residencia, lo que demuestra el compromiso de España de proporcionar seguridad y residencia estable a quienes se encuentran en una situación vulnerable.

Ciudadanía por matrimonio

El matrimonio con un ciudadano español proporciona a las personas extranjeras una vía para obtener la nacionalidad española. Esto les proporciona la oportunidad de convertirse en ciudadanos españoles. Sin embargo, cabe mencionar que el mero hecho de estar casado con un ciudadano español no otorga automáticamente la nacionalidad española. La nacionalidad automática por matrimonio se suprimió después de 1975.

Para iniciar el proceso de solicitud de nacionalidad española por matrimonio, es necesario:

  1. Casarse con un ciudadano español y asegurarse de que el matrimonio se registra en España.
  2. Tras el matrimonio, el cónyuge no español debe solicitar la residencia española, que proporciona un permiso de trabajo y residencia de 5 años.
  3. La pareja debe vivir junta en España durante al menos un año antes de que el cónyuge no español pueda solicitar la nacionalidad española.

Es necesario cumplir unos criterios específicos y seguir los pasos prescritos por las autoridades españolas para solicitar con éxito la nacionalidad por matrimonio, que se considera una vía rápida.

Ciudadanía por inversión: El programa Golden Visa de España

Programa Golden Visa para España

El Programa Golden Visa presenta una vía única hacia la ciudadanía para aquellos capaces de realizar inversiones financieras sustanciales en España. Introducida en 2013, esta iniciativa ofrece a los inversores de fuera de la Unión Europea la oportunidad de obtener la residencia española realizando importantes inversiones financieras en la economía de España.

Para optar al Golden Visa, los solicitantes deben cumplir varios criterios clave:

  • Requisitos de edad: Los solicitantes deben tener al menos 18 años.
  • Inversión mínima: El requisito principal implica una inversión mínima de al menos 500.000 euros en bienes inmuebles españoles o en inversiones alternativas sustanciales en la economía del país. Esta inversión es un aspecto crucial del programa, ya que demuestra el compromiso del solicitante de contribuir al crecimiento económico de España.
  • Seguro médico y requisitos financieros: Los solicitantes también deben cumplir unos criterios financieros y de seguro médico específicos para garantizar que pueden mantenerse a sí mismos y a sus familias durante su estancia en España.

Programa de Residencia Española por Inversión: Detalles adicionales

  • Validez inicial: El Golden Visa tiene una validez inicial de un año, proporcionando un punto de partida para establecer la residencia en España.
  • Renovabilidad: Puede ampliarse a un permiso de residencia renovable de dos años, lo que permite a las personas mantener su situación de residencia en España.
  • Tiempo hasta la ciudadanía: 10 años (2 años para las personas que cumplan los requisitos).
  • Inclusión de la familia: El programa también se extiende a los miembros de la familia, incluidos el cónyuge del solicitante, los hijos menores de edad, los hijos adultos dependientes y los padres ancianos dependientes. Esta inclusión lo convierte en una opción atractiva para las familias que desean trasladarse y disfrutar de las ventajas de la residencia española.

El proceso de solicitud de la nacionalidad española

el proceso de solicitud de la nacionalidad española

La obtención de la nacionalidad española implica una serie de pasos cruciales, cada uno de los cuales contribuye al éxito general de la solicitud. Comprender y navegar por este proceso es esencial para los solicitantes que deseen obtener la nacionalidad española.

  1. Evaluar su elegibilidad: Antes de iniciar el proceso de solicitud, es fundamental que evalúe si cumple los requisitos para obtener la nacionalidad española. Los criterios de elegibilidad pueden incluir la duración de su residencia en España, los requisitos legales y de antecedentes penales, y la estabilidad financiera.
  2. Reunir la documentación necesaria: El proceso de solicitud requiere que los solicitantes reúnan un amplio conjunto de documentación. Por lo general, esto incluye documentos de identidad, prueba de residencia y pruebas de estabilidad financiera. Además, es posible que tenga que presentar certificados de buena conducta y otros documentos que demuestren su elegibilidad.
  3. Presentar la solicitud: Una vez que haya reunido todos los documentos necesarios, tendrá que presentar su solicitud. El proceso de presentación de la solicitud puede variar, pero suele implicar la presentación en línea para una tramitación más rápida.
  4. Pagar las tasas exigidas: Existen tasas específicas asociadas al proceso de solicitud, y es esencial que se asegure de haberlas abonado como parte de su solicitud. No hacerlo puede provocar retrasos o complicaciones en el proceso.
  5. Demostrar sus conocimientos lingüísticos y culturales: Algunas solicitudes de nacionalidad pueden requerir que los solicitantes demuestren su dominio de la lengua española y su conocimiento de la cultura y la sociedad españolas. Esto puede implicar realizar exámenes de lengua y cultura para demostrar su competencia.
  6. Asistir a entrevistas: En algunos casos, los solicitantes pueden tener que asistir a entrevistas como parte del proceso de solicitud. Estas entrevistas pueden utilizarse para evaluar su conocimiento de España, su integración en la sociedad española y su compromiso de convertirse en ciudadano español.
  7. A la espera de una decisión: Después de presentar su solicitud, hay un periodo de espera durante el cual las autoridades revisarán sus documentos, comprobarán sus antecedentes y evaluarán si cumple los requisitos. El periodo medio de espera suele ser de un año.
  8. Juramento de bandera: Si su solicitud es aprobada, se le invitará a jurar bandera, convirtiéndose oficialmente en ciudadano español. Esta ceremonia es un paso simbólico en el proceso, marcando su transición a la ciudadanía española.

A pesar de que el proceso parece intimidante, tenga en cuenta que cada fase es un componente vital de su viaje hacia la ciudadanía española. Se recomienda presentar la solicitud por Internet porque el tiempo de tramitación es más rápido, con un periodo medio de espera de solo un año. Sin embargo, es esencial prestar mucha atención a los detalles, ya que los errores en los documentos de solicitud pueden provocar retrasos o la denegación total de la solicitud.

Evaluación de su admisibilidad

Antes de embarcarse en el proceso de solicitud de la nacionalidad española, es necesario evaluar su elegibilidad. Esto implica cumplir ciertos requisitos económicos y de residencia. Los solicitantes deben demostrar solvencia económica cumpliendo al menos el 150% del IPREM para garantizar que pueden mantenerse sin convertirse en una carga para el Estado.

También es obligatorio ser titular de un permiso de residencia válido en el momento de solicitar la nacionalidad española. La solicitud debe presentarse mientras el permiso esté en vigor. Se trata de un paso crucial que no debe pasarse por alto en el proceso de solicitud.

Reunir los documentos necesarios

Una vez determinada su admisibilidad, el procedimiento subsiguiente consiste en reunir los documentos necesarios para su solicitud. Esto incluye:

  • Pasaporte en vigor
  • Documentación de residencia
  • Certificado de matrimonio español (si procede)
  • Prueba de empleo en España
  • Comprobación de antecedentes penales

Todos los documentos justificativos deben ser traducidos al español, bien por un traductor profesional o por solicitantes que lo dominen, para evitar errores y garantizar su exactitud. Puede ser necesario presentar copias compulsadas de estos documentos. Preparar todos los documentos con precisión desde el principio es crucial, ya que cualquier solicitud de información adicional o corrección puede dar lugar a retrasos.

Presentación de la solicitud y pago de las tasas

Para continuar con el proceso de solicitud es necesario presentar la solicitud y abonar las tasas. La solicitud de nacionalidad española por naturalización se puede realizar por Internet a través de SEDE electrónica o personalmente en el Registro Civil español.

Las tasas de solicitud de la nacionalidad española oscilan entre 60 y 100 euros, con posibilidad de costes adicionales por la obtención y traducción de los documentos necesarios. Una vez presentada la solicitud, puede seguir su estado en cualquier momento utilizando la herramienta que ofrece el Ministerio de Justicia español.

Demostrar conocimientos lingüísticos y culturales

Además de la solicitud y la documentación, uno de los principales requisitos para obtener la nacionalidad española es demostrar el dominio de la lengua española y el conocimiento de su cultura. Esto se evalúa a través de dos exámenes: el DELE A2 y el CCSE, ambos organizados por el Instituto Cervantes.

El DELE A2 es una prueba básica de lengua centrada en el idioma español, que incluye secciones escritas y orales. Por otro lado, el examen CCSE evalúa el conocimiento de la cultura española, la historia, la sociedad y la Constitución española. Aprobar estos exámenes es una parte obligatoria del proceso de naturalización en España.

El proceso de entrevista

El proceso de solicitud incorpora una parte de entrevista, en la que las autoridades evalúan los conocimientos del solicitante sobre el país. Durante la entrevista, los solicitantes pueden ser interrogados sobre temas como fechas clave de la historia de España, valores sociales, símbolos nacionales significativos y estructura gubernamental.

Una preparación adecuada para la entrevista de nacionalidad puede ayudar a evitar posibles retrasos en el proceso de naturalización. Esta es su oportunidad de demostrar su compromiso de convertirse en ciudadano español, por lo que es importante prepararse a fondo y abordar la entrevista con confianza.

Esperar una decisión y jurar bandera

Una vez completados todos los pasos anteriores, la siguiente parte consiste en esperar la resolución. El proceso de resolución de la nacionalidad española por residencia dura entre 1 y 3 años, incluyendo el acuse de recibo inicial, la comprobación de la documentación y la fase final de calificación. Si en el plazo previsto de un año no se dicta resolución, los solicitantes pueden recurrir a través de un recurso contencioso-administrativo para solicitar la resolución de un juez.

Una vez recibida la resolución favorable, el solicitante dispone de 180 días para prestar el juramento de fidelidad, que puede realizarse en el Registro Civil, ante notario o en el consulado español en el extranjero. Para realizar el juramento es necesario presentar el pasaporte en vigor, la tarjeta de residencia, el certificado de empadronamiento, la partida de nacimiento utilizada en la solicitud, los antecedentes penales, la hoja de datos de la declaración y la resolución por la que se concede la nacionalidad.

Obtener un pasaporte español

Pasaporte español

Tras conseguir la nacionalidad española, el último trámite consiste en obtener el pasaporte español. Esto puede hacerse en cualquier comisaría de policía, y es importante asegurarse de no estar en situación irregular en España durante el proceso de solicitud. El pasaporte español permite el acceso sin visado o con visado de llegada a más de 150 países, entre los que se incluyen: Japón, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil, Argentina, México, Sudáfrica, Marruecos, Australia y Nueva Zelanda.

Además de la impresionante libertad para viajar por todo el mundo que ofrece, el pasaporte español permite viajar sin problemas por todos los Estados miembros de la Unión Europea y ocupa un lugar destacado en el ranking de libertad para viajar por todo el mundo. El proceso completo de solicitud de un pasaporte español suele tardar alrededor de 1 año en resolverse.

Asistencia profesional en su viaje a la ciudadanía – Imperial Citizenship

Imperial Citizenship

Emprender el camino hacia la obtención de la nacionalidad española a través de un Programa de Residencia por Inversión puede resultar complejo y difícil. Ahí es donde entran en juego agencias de asesoramiento expertas como Imperial Citizenship . Estamos especializados en ayudar a los inversores a adquirir una segunda nacionalidad o residencia a través de inversiones estratégicas. Nuestro objetivo es proporcionar a los clientes un viaje suave y exitoso hacia sus objetivos de ciudadanía.

Imperial Citizenship es una empresa líder en asesoramiento con amplia experiencia en la facilitación de programas de inversión para la residencia y la ciudadanía en múltiples países de todo el mundo. Nuestro equipo de expertos conoce a fondo los entresijos de los distintos programas de ciudadanía por inversión y nos comprometemos a guiarle en cada paso del proceso.

Nuestros servicios comienzan con una evaluación inicial para conocer a fondo sus necesidades específicas y evaluar si cumple los requisitos para obtener una segunda residencia o la doble nacionalidad. Este primer paso es crucial para adaptar nuestras recomendaciones a sus necesidades específicas.

¿Cómo puede Imperial Citizenship ayudarle en su viaje?

  1. Selección del programa: Le sugeriremos varios programas de residencia y ciudadanía que sean los más adecuados para sus circunstancias individuales. Nuestro equipo le proporcionará información detallada sobre cada programa, lo que le permitirá tomar una decisión informada.
  2. Preparación de la solicitud: Ofrecemos apoyo integral en la preparación de su solicitud, desde la recopilación de los documentos necesarios hasta la traducción y legalización de los mismos, según sea necesario para su solicitud de Golden Visa.
  3. Proceso ágil: Navegar por el proceso de solicitud de ciudadanía puede ser complejo, pero con nuestra orientación, usted puede esperar un viaje ágil y eficiente. Le proporcionamos una hoja de ruta clara y adaptada a su situación específica, asegurándonos de que cumple todos los requisitos legales.
  4. Reducción del riesgo: La asistencia profesional reduce significativamente el riesgo de rechazo de la solicitud. Al cumplimentar meticulosamente el papeleo, garantizar la precisión y evitar errores comunes, aumentamos sus posibilidades de obtener un resultado satisfactorio.
Una chica con un mapa

En Imperial Citizenship, entendemos que su viaje hacia la ciudadanía española es una decisión importante en su vida. Nuestra misión es hacer que este proceso sea lo más sencillo y eficiente posible, proporcionándole la orientación y el apoyo que necesita en cada paso del camino. Con nuestra experiencia, puede embarcarse en su camino hacia la nacionalidad española con confianza y tranquilidad.

Para más información y asistencia personalizada, póngase en contacto con Imperial Citizenship, y permítanos ayudarle a alcanzar sus objetivos de ciudadanía.

Resumen

El camino hacia la nacionalidad española requiere compromiso, preparación y paciencia. Desde la evaluación de su elegibilidad, la recopilación de la documentación necesaria, la superación de los exámenes lingüísticos y culturales, hasta la espera de una decisión y el juramento de lealtad, cada paso es una parte integral de su camino para convertirse en ciudadano español.

Sin embargo, las recompensas de la nacionalidad española -el derecho a vivir, trabajar y viajar libremente dentro de la UE, las ventajas de un pasaporte español y el privilegio de formar parte de una comunidad diversa y vibrante- hacen que el esfuerzo merezca la pena. Recuerde que la asistencia profesional, como la que ofrece Imperial Citizenshippuede ayudarle a agilizar el proceso y aumentar sus posibilidades de éxito.

Preguntas frecuentes

¿Es difícil obtener la nacionalidad española?

Sí, puede ser difícil obtener la nacionalidad española, ya que normalmente se requieren diez años de residencia en el país sin largos periodos de viaje al extranjero.

¿Permite España la doble nacionalidad?

España no suele permitir que los ciudadanos de otros países conserven su nacionalidad de origen mientras adquieren la nacionalidad española. En pocas palabras, si desea obtener la nacionalidad española, normalmente tendrá que renunciar a la nacionalidad de su país de origen. La doble nacionalidad está permitida para todos los españoles de origen, siempre que declaren su voluntad de conservar la nacionalidad española en los tres años siguientes a la adquisición de otra nacionalidad.

¿Después de qué plazo puedo adquirir la nacionalidad española?

Para las personas procedentes de países iberoamericanos, el proceso de transición de la residencia a la nacionalidad suele durar entre 1 y 3 años. Este plazo acelerado refleja la relación especial que España comparte con estas naciones, facilitando una vía más rápida hacia la ciudadanía.

Por el contrario, los solicitantes de países no iberoamericanos se enfrentan a un requisito de residencia más largo, de 10 años, antes de poder optar a la nacionalidad española.

¿Qué pruebas tengo que pasar para obtener la nacionalidad española?

Para adquirir la nacionalidad española es necesario aprobar los exámenes DELE A2 y CCSE, que acreditan los conocimientos lingüísticos y culturales. Estos exámenes los organiza el Instituto Cervantes.

Scroll al inicio