Ciudadanía por inversión en Antigua y Barbuda: Ventajas y proceso

¿Está pensando en obtener la nacionalidad por inversión en Antigua y Barbuda? Esta guía describe claramente las opciones de inversión, las ventajas y los sencillos pasos para conseguir su segundo pasaporte. Obtenga libertad de movimiento, ventajas fiscales y un hogar en una economía próspera, todo ello invirtiendo en esta idílica nación caribeña.

Principales conclusiones

  • El Programa de Ciudadanía por Inversión de Antigua y Barbuda ofrece la ciudadanía mediante donación, inversión inmobiliaria o empresarial, que suele tramitarse en un plazo de 6 a 9 meses, e incluye beneficios de seguridad económica y calidad de vida.
  • Los ciudadanos de Antigua y Barbuda disfrutan de amplios viajes sin visado o con visado de llegada a más de 153 países, además de importantes ventajas fiscales, como la ausencia de impuestos sobre la renta de las personas físicas, sobre las plusvalías o sobre sucesiones.
  • Los inversores pueden incluir a miembros de su familia en su solicitud de ciudadanía y están obligados a visitar las islas durante al menos cinco días en los primeros cinco años, con mínimos requisitos continuos para mantener el estatus de ciudadanía.

Explorar el programa de ciudadanía por inversión de Antigua y Barbuda

Programa de ciudadanía por inversión de Antigua y Barbuda

Desde su creación en 2012, el Programa de Ciudadanía por Inversión ha atraído con éxito la inversión extranjera directa y ha estimulado el crecimiento económico en Antigua y Barbuda. El programa funciona con arreglo a la Ley de 2014 de Reglamentación de la Ciudadanía por Inversión de Antigua y Barbuda, que garantiza que su gobernanza y reglamentación se ajusten a las normas internacionales. Supervisa el programa la Unidad de Ciudadanía por Inversión (CIU), una autoridad gubernamental dedicada a facilitar un proceso de ciudadanía fluido y eficiente.

Su credibilidad internacional se ve reforzada por la participación activa de Antigua y Barbuda en organizaciones mundiales como:

  • las Naciones Unidas
  • la Commonwealth británica
  • Caricom
  • la Organización de Estados Americanos (OEA)

La alta calidad de vida, los bajos índices de delincuencia y la seguridad económica de las islas las convierten en una oportunidad atractiva para las personas y familias que buscan una segunda nacionalidad. Una vez presentada la solicitud en la CIU, el proceso de ciudadanía suele completarse en un plazo de 6 a 9 meses.

Vías para obtener la ciudadanía de Antigua y Barbuda

Ciudadanía de Antigua y Barbuda

Obtener la ciudadanía en Antigua y Barbuda es una oportunidad de oro que abre tres vías de inversión distintas: Donación al Fondo Nacional de Desarrollo, Inversiones Inmobiliarias y Emprendimientos Empresariales. Cada vía ofrece un conjunto único de beneficios y requisitos, lo que permite a los inversores potenciales elegir la que mejor se adapte a sus necesidades y aspiraciones.

Donación al Fondo Nacional de Desarrollo

El Fondo Nacional de Desarrollo (NDF) es un fondo sin ánimo de lucro, creado para financiar proyectos patrocinados por el gobierno e inversiones benéficas aprobadas. Sus operaciones están sujetas a supervisión parlamentaria, lo que garantiza la transparencia y la rendición de cuentas. Para obtener la ciudadanía en virtud del NDF, los solicitantes individuales o las familias de hasta cuatro miembros deben abonar una cuota mínima no reembolsable en forma de contribución de 100.000 dólares estadounidenses. Para familias más numerosas, de cinco o más miembros, la contribución requerida se eleva a 125.000 dólares.

Sin embargo, contribuir al NDF no es el único coste ligado a esta vía de ciudadanía. También hay que pagar tasas de tramitación, que ascienden a 30.000 dólares para familias de hasta cuatro miembros. Para familias más numerosas, la tasa de tramitación sigue siendo de 30.000 dólares, con 15.000 dólares adicionales por cada dependiente a partir del quinto miembro.

Oportunidades de inversión inmobiliaria

Explorar las oportunidades de inversión inmobiliaria en Antigua y Barbuda revela una serie de opciones lucrativas para los aspirantes a ciudadanos. A continuación se ofrece un análisis en profundidad de las vías de inversión inmobiliaria aprobadas por el gobierno:

  • Hoteles y complejos turísticos: Invertir en hoteles y complejos turísticos de lujo capitaliza el floreciente sector turístico de Antigua y Barbuda.
  • Villas: Las exclusivas villas enclavadas en medio de los pintorescos paisajes de Antigua y Barbuda ofrecen un confort y una elegancia inigualables a los inversores más exigentes.
  • Clubes náuticos: La inversión en prestigiosos clubes náuticos abastece a una clientela adinerada que busca experiencias marítimas de primer orden.
  • Comunidades cerradas: Las comunidades cerradas ofrecen seguridad, privacidad y servicios de primera calidad, ideales para inversores que buscan un estilo de vida sofisticado y tranquilo en el Caribe.
  • Casas adosadas: Las encantadoras casas adosadas rezuman encanto caribeño y comodidad moderna, proporcionando una mezcla ideal de confort y vida en comunidad.

Para obtener la nacionalidad se requiere una inversión inmobiliaria por un valor mínimo de 200.000 USD en un proyecto aprobado. Alternativamente, dos solicitantes pueden unir sus recursos para realizar una inversión conjunta, aportando cada uno al menos 200.000 USD para poder optar a la nacionalidad.

El compromiso de un periodo de tenencia de cinco años para la inversión inmobiliaria garantiza la estabilidad y contribuye al desarrollo sostenible del mercado inmobiliario de Antigua y Barbuda. Al explorar estas oportunidades de inversión inmobiliaria, los inversores no solo pueden cumplir sus aspiraciones de ciudadanía, sino también participar en el crecimiento y la prosperidad del próspero sector inmobiliario de Antigua y Barbuda.

Inversión empresarial

La vía de la inversión empresarial puede resultar especialmente atractiva para las personas con espíritu emprendedor. Para obtener la nacionalidad por inversión empresarial, el solicitante principal debe invertir al menos 1,5 millones de USD en su propio nombre. También son posibles las inversiones empresariales conjuntas, que requieren una inversión total de 5 millones de USD y una aportación mínima de 400.000 USD por inversor.

La Autoridad de Inversiones de Antigua y Barbuda (ABIA), en consulta con la Unidad de Ciudadanía por Inversión (CIU), aprueba las empresas a efectos de inversión en el marco del programa. Existe una lista de proyectos empresariales aprobados por el gobierno que se actualiza periódicamente, lo que ofrece a los inversores potenciales una gran cantidad de opciones a tener en cuenta.

Acceso sin visado y ventajas de viaje

La amplia libertad para viajar que conlleva la ciudadanía de Antigua y Barbuda, incluida la ciudadanía de Antigua, es sin duda una de sus mayores ventajas. Los titulares de un pasaporte de Antigua y Barbuda disfrutan de acceso sin visado o con visado de llegada a más de 150 países y territorios, incluidos destinos turísticos y de negocios clave como:

Acceso sin visado a Antigua y Barbuda
  • Reino Unido
  • Canadá
  • Espacio Schengen (26 países europeos)
  • Singapur
  • Hong Kong
  • Corea del Sur
  • Brasil
  • Sudáfrica

Esto permite viajar fácil y cómodamente tanto por negocios como por placer.

En 2024, el pasaporte de Antigua, también conocido como pasaporte de Antigua y Barbuda, ocupará el puesto 27 a nivel mundial en cuanto a viajes sin visado.

El acceso sin visado se extiende al Reino Unido durante un máximo de seis meses, a todos los países del Espacio Schengen durante 90 días dentro de un periodo de 180 días, así como a Rusia hasta 90 días sin visado. Además, los países con visado a la llegada incluyen destinos atractivos como Armenia, Bangladesh, Bolivia, Camboya, Egipto, Jordania, Nepal y Rusia, junto con el acceso a países como Hong Kong y Singapur.

Ventajas fiscales con la ciudadanía de Antigua y Barbuda

Los ciudadanos acogidos al Programa de Ciudadanía por Inversión de Antigua y Barbuda disfrutan de importantes ventajas fiscales. En un mundo en el que los impuestos suponen una parte considerable de los ingresos, la ausencia de impuesto sobre la renta de las personas físicas en Antigua y Barbuda es un alivio bienvenido, una política en vigor desde abril de 2016.

Además de no tributar por la renta personal, los ciudadanos tampoco están sujetos al impuesto sobre las plusvalías ni al impuesto de sucesiones. Esta combinación única de ventajas fiscales, incluida la ausencia de determinadas tasas gubernamentales, permite una mayor planificación del legado financiero y la protección de los activos, sirviendo como medio sustancial para la optimización fiscal y ayuda a preservar el patrimonio de los inversores.

Además, los residentes fiscales pueden beneficiarse de los convenios de doble imposición que el país tiene en vigor, lo que impide el pago de impuestos sobre los mismos ingresos en varios países.

Incluir a familiares en su solicitud

Ampliar el alcance de su solicitud de ciudadanía de Antigua y Barbuda para incluir a miembros de su familia abre un mundo de posibilidades. He aquí cómo puede ampliar los beneficios del programa de ciudadanía por inversión a sus seres queridos:

Familia en Antigua y barbuda
  • Cónyuge: Su cónyuge puede unirse a usted en su búsqueda de la ciudadanía de Antigua y Barbuda, desbloqueando una gran cantidad de oportunidades para que ambos prosperen en este paraíso caribeño.
  • Hijos a cargo: La inclusión de los hijos a cargo menores de 30 años les permite participar en los beneficios de la ciudadanía, allanando el camino para su futuro éxito y prosperidad.
  • Padres dependientes: Los padres mayores de 55 años también pueden incluirse en su solicitud, garantizando que puedan disfrutar de una jubilación tranquila y acceso a una asistencia sanitaria de calidad en Antigua y Barbuda.
  • Hermanos solteros: El programa extiende su abrazo a los hermanos solteros, permitiéndoles unirse a usted para experimentar la calidez y la belleza de la vida de Antigua y Barbuda.

Al incorporar a los miembros de su familia en su solicitud, no sólo refuerza los lazos familiares, sino que también crea un viaje compartido hacia un futuro mejor en Antigua y Barbuda.

Añadir personas a cargo después de la nacionalidad

La vida es dinámica y las estructuras familiares pueden cambiar. Por eso, después de obtener la ciudadanía de Antigua y Barbuda, pueden añadirse a la ciudadanía nuevos miembros de la familia, como un nuevo cónyuge, hijos y nietos menores de 17 años y padres dependientes. No existen limitaciones temporales para la incorporación de nuevos familiares, lo que proporciona flexibilidad y comodidad al inversor principal.

No obstante, añadir nuevas personas a cargo conlleva gastos adicionales. Por ejemplo, añadir a un futuro cónyuge requiere una tasa de 50.000 dólares, mientras que las tasas por añadir hijos dependientes varían en función de su edad. Todos los dependientes adicionales requieren el pago de las tasas estándar de diligencia debida y pasaporte, además de las tasas específicas relacionadas con los dependientes.

Entender el proceso de inversión

Proceso de inversión en Antigua y Barbuda

Embarcarse en el viaje para obtener la ciudadanía de Antigua y Barbuda a través de la inversión implica navegar por un camino estructurado diseñado para promover el crecimiento económico y mejorar la movilidad global. He aquí un resumen de los pasos clave del proceso:

  • Selección de una empresa autorizada: Los aspirantes a ciudadanos pueden comenzar su viaje asociándose con una Empresa Autorizada especializada en ciudadanía por inversión en Antigua y Barbuda. Estas empresas, como Imperial Citizenshipproporcionan orientación y apoyo inestimables durante todo el proceso de solicitud.
  • Recogida y presentación de documentos: Con la ayuda de la empresa autorizada elegida, los solicitantes reúnen la documentación esencial necesaria para su solicitud de nacionalidad. Estos documentos se someten a un examen minucioso para garantizar el cumplimiento de las estrictas normas establecidas por la Unidad de Ciudadanía por Inversión.
  • Comprobaciones de diligencia debida: Como parte del proceso de solicitud, se llevan a cabo controles exhaustivos de diligencia debida para verificar la autenticidad de la información proporcionada y evaluar la elegibilidad de los solicitantes. Este paso subraya el compromiso con la transparencia y la integridad dentro del programa de ciudadanía de Antigua y Barbuda.
  • Opciones de inversión: Los solicitantes tienen la flexibilidad de elegir entre varias opciones de inversión, incluidas las contribuciones al Fondo Nacional de Desarrollo, las inversiones inmobiliarias en proyectos aprobados por el gobierno o las inversiones empresariales. Cada opción ofrece sus propias ventajas y requisitos.
  • Inclusión familiar: Una de las características atractivas del programa de ciudadanía de Antigua y Barbuda es la inclusión de miembros de la familia en el proceso de solicitud. Cónyuges, hijos dependientes, padres dependientes económicamente e incluso hermanos solteros pueden ser incluidos en la solicitud de ciudadanía.
  • Viajes sin visado: Una vez obtenida la nacionalidad, los ciudadanos tienen el inestimable privilegio de viajar sin visado a numerosos destinos de todo el mundo. Este acceso sin restricciones mejora la movilidad y abre las puertas a nuevas oportunidades de viajes de negocios y de ocio.

Diligencia debida y tramitación gubernamental

El proceso de diligencia debida es una parte vital de la obtención de la ciudadanía en Antigua y Barbuda. Este proceso implica una comprobación exhaustiva de los antecedentes del solicitante principal y de las personas a su cargo incluidas en la solicitud. Este escrutinio exhaustivo garantiza que sólo se conceda la ciudadanía a personas de buena reputación, empleando un enfoque de varios niveles con aportaciones de:

  • Empresas de diligencia debida
  • Cumplimiento de la ley
  • Agencias de inteligencia
  • Cumplimiento de los controles “Conozca a su cliente” del país anfitrión.

Imperial Citizenship: El papel del despacho profesional

En Imperial Citizenship, nos especializamos en guiar a los inversores a través del intrincado proceso de obtención de una segunda ciudadanía o residencia a través de inversiones estratégicas. Nuestra firma profesional desempeña un papel crucial en la facilitación de solicitudes sin problemas para el estimado programa de ciudadanía por inversión de Antigua y Barbuda.

Antigua y Barbuda - Imperial citizenship

Así es como nuestro equipo de especialistas añade valor a su viaje:

  • Gestión de los expedientes de solicitud: Nos ocupamos de los intrincados detalles de sus expedientes de solicitud, organizando y preparando meticulosamente toda la documentación necesaria para su presentación.
  • Asistencia en la recopilación de documentos: Nuestros experimentados profesionales le ayudan en cada paso del camino, asegurándose de que todos los documentos pertinentes se reúnen de manera eficiente y precisa.
  • Garantizar una documentación correcta: La exactitud es primordial. Revisamos meticulosamente toda la documentación para asegurarnos de que cumple las estrictas normas establecidas por las autoridades, minimizando el riesgo de retrasos o complicaciones.
  • Proporcionar actualizaciones de la aplicación: La transparencia es fundamental. Le mantenemos informado durante todo el proceso, ofreciéndole actualizaciones periódicas sobre el estado de su solicitud y respondiendo a cualquier pregunta con prontitud.

Este apoyo contribuye a agilizar el proceso de solicitud y a aumentar las probabilidades de éxito.

Mantenimiento de la ciudadanía y requisitos de renovación

Una vez obtenida la nacionalidad de Antigua y Barbuda, los requisitos para mantenerla son mínimos. Un requisito crucial es una visita a las islas durante al menos cinco días dentro de los cinco primeros años de obtención de la ciudadanía. Es una excelente oportunidad para conocer de primera mano los impresionantes paisajes y la cálida cultura que hacen de estas islas un paraíso.

El pasaporte inicial recibido a través del Programa de Ciudadanía por Inversión es válido durante 5 años. Tras su primera renovación, el pasaporte puede prorrogarse 10 años más sin necesidad de reinversión.

La ciudadanía como inversión de futuro

La ciudadanía como inversión

Invertir en el Programa de Ciudadanía por Inversión de Antigua y Barbuda va más allá de la mera compra del pasaporte; contribuye significativamente al crecimiento económico y al desarrollo sostenible del país. La ampliación de las opciones de inversión, como la financiación de la educación, la sanidad y las infraestructuras, garantiza que los beneficios de la migración inversora se extiendan al desarrollo de la comunidad y al bienestar de la sociedad.

Su inversión en la ciudadanía de Antigua y Barbuda:

  • Promueve el desarrollo del sector turístico, una parte importante del PIB del país.
  • Estimula la actividad empresarial, la creación de empleo y la diversificación económica
  • Contribuye a las iniciativas de desarrollo sostenible del país, como inversiones en proyectos de energías renovables, infraestructuras y educación.
  • Beneficia a las generaciones futuras y garantiza beneficios comunitarios a largo plazo

Doble nacionalidad y movilidad internacional

Obtener la doble nacionalidad en Antigua y Barbuda conlleva numerosas ventajas. El país reconoce la doble nacionalidad, lo que permite a los inversores mantener su nacionalidad original al tiempo que disfrutan de las ventajas de ser de Antigua y Barbuda. La doble nacionalidad ofrece a los ciudadanos de Antigua y Barbuda la oportunidad de acceder sin visado o con visado de llegada a más de 190 países, incluida la facilitación de visados con los EE.UU., como el visado de visitante B-1/B-2 de 10 años y el visado de no inmigrante E-2, que se renueva cada cinco años.

Más allá de la movilidad global, la doble nacionalidad ofrece ventajas significativas como:

  • Disponer de una red de seguridad en tiempos de inestabilidad en el país de origen
  • Facilitar la protección de activos
  • Reducción de las obligaciones fiscales
  • Mayor privacidad financiera
  • Aprovechar los convenios y estructuras fiscales internacionales para una estrategia fiscal sólida

El programa también se extiende a los familiares a cargo, lo que permite a los inversores asegurar un futuro para su familia mediante la doble nacionalidad.

Resumen

El Programa de Ciudadanía por Inversión de Antigua y Barbuda ofrece una oportunidad única de adquirir un poderoso pasaporte, ventajas fiscales y movilidad global al tiempo que se realiza una contribución significativa al crecimiento económico y al desarrollo sostenible del país. Ya sea a través de una contribución al Fondo Nacional de Desarrollo, una inversión inmobiliaria o una aventura empresarial, los inversores pueden asegurarse un futuro mejor para ellos y sus familias. ¿Por qué esperar? Emprenda hoy mismo el viaje para convertirse en ciudadano de Antigua y Barbuda, y abra las puertas a un mundo de oportunidades.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las ventajas de la ciudadanía por inversión en Antigua?

La ciudadanía por inversión en Antigua ofrece la posibilidad de viajar sin visado a más de 150 países, además de estabilidad judicial y gubernamental. Además, una donación de 100.000 dólares al Fondo Nacional de Desarrollo proporciona la ciudadanía a una familia de hasta cuatro miembros.

¿A cuánto asciende la inversión para obtener la nacionalidad en Antigua?

La inversión para obtener la ciudadanía en Antigua es de un mínimo de 400.000 dólares en propiedades inmobiliarias aprobadas, que deben mantenerse durante al menos cinco años para obtener los beneficios de la ciudadanía.

¿Se puede adquirir la nacionalidad en Antigua?

Sí, puede adquirir la nacionalidad de Antigua haciendo una aportación única de 150.000 dólares al fondo de la UWI.

¿Cuáles son las opciones de inversión para obtener la ciudadanía de Antigua y Barbuda?

Puede obtener la ciudadanía de Antigua y Barbuda mediante una contribución no reembolsable al Fondo Nacional de Desarrollo, la inversión inmobiliaria en proyectos aprobados por el Gobierno o la inversión empresarial. Considere qué opción se ajusta a sus objetivos de inversión.

Scroll al inicio